Inicio Consejos de viajero

Cómo comer sano durante tus viajes

42
0

Escrito por la Nut. Izchel Yocelin Esparza de Clínica Nutricional Nutrest

Sea viaje de negocios o por diversión, la salud nutricional no puede esperar, y es que el comer sanamente es un ejercicio que se practica a diario.

Lo necesario es incluir dentro de la planeación de tu viaje también tus alimentos, ya que en este nuevo mundo con opciones cada vez más reducidas de comida natural y fresca, te evitará ayunar o comer cosas indeseables.

Investiga y toma nota previamente de lo siguiente:

  • comida típica y costumbres
  • Si hay servicios o apps de comida a domicilio
  • Qué tipo de restaurantes existen y si son parecidos a los que ya conoces
  • Ubica la cercanía de lo que hay de donde te hospedaras

Si el problema es el lenguaje lleva contigo la traducción de los platillos que deseas probar y que comparten en esa comunidad con tu dieta actual, por ejemplo, lleva tarjetas o fotos en tu celular con la imagen y palabra de los alimentos y platillos.

Sugerencias para que en tu viaje tengas suficiente energía.

No omitas los 3 principales horarios de comida, y de ser posible dos colaciones intermedias que te ayudarán a no llegar con tanta hambre o a tener bajas de glucosa y por ello dolor de cabeza o falta de energía.

Toma suficiente agua. La deshidratación se confunde fácilmente con falta de energía y mucho dolor de cabeza. Tómala de forma natural sin azúcar y mínimo 1.5 litros al día.

Localiza los puntos de venta de frutas y verduras ahí compra aquellos que te comes con sólo pelarlo a mano o mucho mejor que comemos con todo y cáscara y/o crudos pues tienen más fibra y no necesitarás un cuchillo ni cocerlos. Lleva contigo siempre el desinfectante en yodo y un cepillito pequeño para lavarlos. Entre lo más común encontrarás: manzana, cítricos, frutos rojos, zanahoria, pepino, jitomate, etc.

Cuando logres sentarte a disfrutar de la gastronomía del lugar sigue los siguientes pasos:

  1. lávate las manos
  2. Si tienes demasiada hambre toma un vaso de agua antes de elegir o come una fruta. y toma una pausa para elegir lo más saludable.
  3. Elige nivelando tu plato donde la base sea verduras. Por ejemplo, pedir ensaladas como plato fuerte o entrada y un guiso que contenga dentro de su preparación mix de verduras.
  4. Que contenga cereales y de preferencia integrales. como el arroz integral, papa cocida, pan integral, tortillas de trigo integral o maíz.
  5. Elige al final la proteína en su mayoría baja en grasa (pollo, pavo, pescado, res y cerdo magro, leguminosas)
  6. No elijas alimentos fritos, capeados o empanizados, prefiere agregar las grasas por aparte como el aceite de oliva crudo en las ensaladas, semillas o aguacate si lo hay, así tendrás una sensación de saciedad prolongada y no sentirás la inflamación por horas de tu estómago facilitando la digestión.

Cuidado con los bufett.

En un viaje las personas pueden llegar a subir hasta 9 kg o terminar en una consulta médica por indigestión, gastritis o colitis aguda. Cuando estés frente a una variedad enorme de alimentos lo recomendable es lo siguiente:

  • Empieza a hidratarte con agua natural
  • Da una vuelta observando cual es la oferta, pero no te sirvas.
  • Sírvete una ensalada fresca primero sin aderezos sólo aceite de oliva, mientras la comes selecciona en tu mente los alimentos que probarás.
  • Elige una proteína o no más de dos diferentes. (pescado, pollo, res, pavo, cerdo)
  • Sirve tus alimentos elegidos en un plato. Y no te vuelvas a parar a servir.
  • Observa tu plato. Mirar la cantidad y concientizar ayudará a tu cerebro a aceptar que ya ha comido.
  • Mastica lento y saborea cada bocado, Deléitate con el sabor y eso facilitará la saciedad.
  • Si estás queriendo perder peso o grasa, y quieres postre sírvete postres de frutas frescas.

Evitar el estreñimiento.

Uno de los horrores que la gran mayoría de los viajeros sufre es justo esta dificultad de evacuar o sensaciones de evacuación incompleta.

El tomar suficiente agua ayudará a que la deshidratación no entorpezca el paso de los alimentos por el colon o que se haga un tapón.

El poder comprar en la localidad la fruta y verdura como vimos texto arriba aumenta enormemente no solo las vitaminas y minerales para tener suficiente energía, sino que también aumenta la cantidad de fibra en tu dieta, causante del estreñimiento en los viajes pues la fibra es la que limpia el intestino, motiva el movimiento del mismo permitiendo el paso del bolo al colon. Así que compra la más que puedas almacenar en tus maletas y hotel, solo desinfecta y llévala a todas partes.

En consulta también podremos recomendarte un prebiótico que puedas llevar en tu maleta para aquellos malos síntomas como diarreas o estreñimientos del viajero.

Muévete. no hay mejor forma de ayudar al intestino a moverse que realizando algún ejercicio.  Algunos viajes no son muy activos y si ese fuese el caso realiza una caminata a diario exclusiva para activarte es decir donde no tengas que parar el ritmo. Verifica si el hotel cuenta con caminadoras o gimnasio, pero también como recurso realiza una rutina en youtube.

¡Comodines en la maleta!

Ya sea que puedas llevar en tu maleta para documentar en el avión o bien si viajas por autopista los siguientes alimentos te será más fácil no ayunar hasta por 2 semanas de viaje:

  • Snack para aquellas largas jornadas de trabajo o recorridos:
    • semillas nueces, almendras, cacahuates.
    • frutos secos (arándanos, blueberries, manzana etc)
    • Frutos liofilizados
    • barras integrales
    • galletas de arroz o maíz
  • Un polvo de suplemento en polvo para sustituir con agua o leche puede sustituir una comida completa en caso de apuros o difícil acceso a la comida. Necesitas uno muy completo que contenga más de 2 g de fibra, así como proteínas y carbohidratos. Checa que no contenga azúcar ó en su defecto menos del 10 % por porción. En consulta personalizamos tu elección para el que se ajusta mejor a tu cuerpo y a tu bolsillo.
  • Leche en polvo. Ha sido en algunos pacientes la solución para la cena principalmente después de una larga jornada de trabajo o de paseo y en aquellos días que el cansancio es mayor que las ganas de salir del hotel a buscar que comer.

Una planeación es la base del éxito en los viajes y dentro de ella debe estar sin duda alguna tu comida que te llevará a tomar buenas decisiones a la hora de alimentarte. Así ese viaje será placentero con una excelente salud digestiva. ¡Buen viaje!!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here